Hoy compartiremos un tema que ha ido tomando auge en los últimos tiempos en RD. ¿Acaso no te has dado cuenta que la arquitectura comercial ha ido incrementando y mejorando en lo últimos años? Es evidente que en la ecuación de los negocios fallaba algo, o mejor dicho, hacía falta que espacio-empresa formarán un todo que ayudara a construir algo más: la marca.

¿Qué es la arquitectura comercial?

Es aquella en la que se persigue seducir y provocar el deseo de compra de productos. 

Dentro de este mismo concepto, existe una definición precisa para la mejor manera de exponer tus productos y ahí entra en juego el Visual merchandasing, que eel proceso de guiar a los compradores a moverse dentro de un establecimiento mediante una secuencia lógica. Guiando sus pasos, no solo con la vista, también con el resto de los sentidos.

Es una disciplina que comenzó en el mundo del retail design store. Y que va de la mano del escaparatismo y el branding empresarial. El objetivo es favorecer que se detengan en determinados puntos, generar deseo y urgencia de compra, del artículo que queremos vender.

Los estudios de mercado estiman que el factor emocional, motiva un 55% de las compras que hacemos y que una buena exposición aumenta las ventas en porcentajes considerables. Esto se consigue estimulando la imaginación del cliente, al ofrecer no un producto, sino una experiencia.

Aquí te dejamos algunos elementos importantes al momento de desarrollar un diseño comercial:

  1. El layout de la tienda: Mientras más claro es el layout para el cliente, menos empleados se necesitan. Es una forma de dirigir al cliente a través de lo que quieres que vea, en el orden que deseas que lo vea. Tenemos que ser conscientes que los pasillos principales deben ir de 1.5m a 2m y los secundarios al menos de 0.8m.
  1. El principio de arena: Esta técnica asegura que el rango completo de productos es visible desde el centro al frente de la tienda, de esta forma el cliente puede identificar donde se encuentra cada cosa. A la hora de distribuir la planta del local, la dividen en cuatro zonas: platino, oro, plata y bronce, siendo la platino la entrada con mayor número de ventas y la bronce la situada en el punto de menor ventas.

De este modo es recomendada usar estas alturas en los muebles de la tienda:

-Altura de mobiliarios cerca al pasillo principal: 1m – 1.2m

-Altura de mobiliarios en el centro: 1.4m – 1.6m

-Altura de mobiliarios en las paredes de fondo: 2.60m 

En espacios grandes, la distribución en V ayuda a dirigir al cliente.

  1. Estructura de mobiliario de pared: Las paredes juegan un rol decisivo en la imagen de la tienda y la mayoría de las veces tienen un propósito. Las tres zonas funcionales se dividen de la siguiente forma: La zona tope al ser vista de toda la tienda se usa para ubicar al cliente con lo que puede encontrar en esa área y para propósitos decorativos sobre la marca. La zona media muestra ya aquello que llama la atención del cliente, debe estar colocado de forma atractiva. Y la zona baja es para colocar mayor cantidad de ropa del estilo identificado en la zona media, donde el cliente debe encontrar diferentes modelos, versiones, tamaños y precios.

De igual forma, más allá del Visual Merchandising también contribuyen a la decisión de compra: una buena temperatura ambiente, buena iluminación general, una rica fragancia o la música correcta de fondo.

Arquitectónicamente hablando hay 5 sistemas diferentes de como colocar los productos:

  1. Sistema de soporte de un solo punto
  2. Sistema de soporte horizontal
  3. Sistema de soporte vertical
  4. Sistema de soporte de superficie
  5. Sistema estructural

Nada ha sido dejado al azar. Hay todo un estudio detrás de cada detalle y es nuestro deber como profesionales hacer entender a nuestro cliente, el propietario del comercio, que un negocio bien pensado va a dar mejores resultados.