Mantener un cliente feliz en nuestro rubro es muy fácil, aún mas cuando tienes la constancia de que brindas un servicio de calidad y completo.

Nuestro principal enfoque la mayoría de las veces es captar nuevos clientes (lo cual está muy bien). Pero, otro punto importante en el cual debemos enfocarnos es en conseguir la satisfacción del cliente.

Los clientes satisfechos regresarán a ti en dos formas: Una, volviendo a solicitar tus servicios ya que consideró que hiciste un gran trabajo y quedó satisfecho, o también puede recomendarte a sus conocidos y con ello puedes conseguir más clientes con los cuales puedes trabajar.

El valor que tienen los clientes satisfechos como potenciador de tu marca u oficina es incalculable.

  • No prometas cosas que eleven las expectativas y luego no puedas cumplir.

La satisfacción pudiera ser definida como el cumplimiento o la diferencia que existe entre la expectativa que tiene el cliente acerca de tu servicio, contra el rendimiento real que se obtuvo al contratar ese servicio. Un punto de partida y factor importante de esas expectativas lo determina el precio del servicio. Si cobras caro tus servicios profesionales como Arquitecto entonces el cliente tendrá una elevada expectativa del servicio y, por lo tanto, un menor margen para errores.

  • Muestra tu método de trabajo, sobre todo si éste es atractivo o especial, te puede ayudar a eliminar el síndrome de “eso son cuatro rayas y se hace en un momento”. 

No es mala idea que el cliente aprecie las horas que cuesta dar un buen servicio. Brindale una atención personalizada, los clientes se sienten más satisfechos y comprendidos cuando son valorados y tratados más como personas, que como un cliente. Trata de desarrollar una relación de confianza entre el cliente y tú, haz que tu cliente se sienta especial y que cuenta con el 100% de tu atención.

  • Mantente comunicado siempre que el cliente lo requiera (claro esta, dentro de horario laboral).

Esto le dará una sensación al cliente de que en cualquier momento puede ponerse en contacto contigo para resolver sus dudas. Los tiempos de respuesta son importantísimos. Mientras más pronto des respuesta eficaz a un cliente, más abonarás a esa satisfacción que estás buscando. Ojo: Es importante atender y poner especial atención a las sugerencias o quejas.

  • Cumple lo acordado de manera inicial, sé responsable con lo prometido.

Trata tu cliente como si fuera el único que tienes (aunque en ese momento tengas más). Pon especial atención a las fechas o tiempos de entrega, sé responsable y trata de cumplir al máximo con las fechas acordadas, quedar mal en una fecha puede causar desconfianza y una menor calificación en cuanto a la satisfacción del cliente.

  • Para relaciones más duraderas y más acuerdos cerrados, cierra con broche de oro tus proyectos.

Tan sencillo como enviar una nota de agradecimiento escrita a mano, así como entregar un souvenir de tu marca marcará la diferencia. El trato humano siempre ayuda.